EVEREST: FRÍA Y GÉLIDA


Parece que la cosa va de cine últimamente. Y aunque EVEREST no sea de running si que versa sobre el deporte y, salvando las distancias, sobre la épica que puede suponer para algunos conquistar determinados cimas, llámese la de la montaña mas alta del planeta, llámese Transgrancanaria o llámese Maratón de Tenerife. Llegar a costa de todo sin pensar en las consecuencias, llevar el cuerpo al limite y sobrepasarlo, pensar en una retirada y en que tal vez no tengas de nuevo oportunidad de estar allí, etc etc. Repito, salvando las distancias.

Al lío. Everest cuenta la historia real que ocurrió allí en 1996 donde en un corto espacio de tiempo (1 mes) se dieron cita dos expediciones comerciales, una expedición con tintes audiovisuales, ademas de, supongo alguna mas de menor calado. Lo cierto es que esa avalancha (humor fino) de gente y los motivos que los impulsaban a estar allí, unido eso a un parte meteorológico tal vez equivocado o malinterpretado, hicieron que tuviera lugar una de las mayores tragedias del alpinismo moderno. Poco más puedo decir de la película.

No es que me considere un especialista de este tema pero si puedo hablar con cierto conocimiento de causa al haber leído 3 de los cuatro libros editados hasta la fecha escritos en primera persona por 3 personas diferentes que estuvieron allí y por tanto con 3 versiones diferentes de los hechos. Y cuando acudí a ver la peli, con cierto escepticismo después de haber leído alguna sinopsis y alguna crítica, y salí, solo se me ocurrió decir: Fría y gélida. Pues eso. Pobre en cuanto a actuaciones, pobre en cuanto a guión, pobre en cuanto a contenido y mensaje, pobre en todos los sentidos. Digamos que, a pesar de alargarse hasta los casi120 minutos de metraje, la película no consigue absolutamente nada. Ni siquiera, y lo mas grave de todo, explicar bien que coño paso en Mayo de 1996.

Si has leído alguno de los 3 libros editados en español que cuentan la historia en primera persona o alguno de los 4 en ingles, aprovecha ese tiempo de la peli en pasear por el monte o salir en bicicleta. Lo agradecerás. Si te gusta leer y dispones de 10 euros comprate cualquiera de los libros de los que hablo y luego haz lo primero que digo en este párrafo. Si aun gustándote leer no dispones de ese dinero pasa 2 horas "googleando" sobre "la tragedia del everest" y de nuevo vete al primer párrafo. Si ya sabes algo de la historia pero no te apetece leer haz lo mismo que el punto anterior pero pincha en imágenes (es algo diferente) y luego retrocede. Y solo, repito, solo si eres medio vagañete, te sobra la pasta, no tienes acceso a internet o lo flipas en colores con películas frías y gélidas, vete al cine, pero coño, aprovecha y hazlo un día del espectador.








3 comentarios:

  1. Leí Everest 1996 y me gustó. Gracias por la crítica de la peli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberias de leer ahora Mal de Altura. Es una versión mas periodística del asunto y profundiza mas en ciertos aspectos. En bolsillo por 6 euros lo tienes fijo. No veas la peli.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar