NO CRÓNICA DE LA MARATÓN DE TENERIFE



Y me tocó a escasos 3 días de la Maratón de Tenerife, y me tumbó. O sea, que anule mi plan de atacar mi primera maratón de asfalto y me tome unas minivacaciones que después de la Bluetrail necesitaba. La penita previa de no correr no fue mucha, no había preparado nada bien la carrera, el resultado era incierto y nunca había pasado de los 25 kms en asfalto. El día de la carrera lo pase entre el facebook y el whatsapp pero ya en los días posteriores me rasqué como un niño chico porque esa medalla la quería para mi hall of fame.


Padezco de Rinitis alérgica (tol dia con mocos) y de hecho, aquel que me conoce bien, me verá siempre pegado a un pañuelo o a un estornudo. De niño fui diagnosticado de Asma Leve y con la adolescencia y la madurez parece que desapareció pero ya una vez siendo papá y con vía libre, en casa, de entrada de todo tipo de virus infantiles volví a caer en aquello que ahora, después de leer un poco, han llamado Hiperreactividad Bronquial. Digamos que es un proceso fisiopatológico anormal dado por una reacción o sensibilidad aumentada del tracto respiratorio especialmente del bronquial, tanto en niños como en adultos. Los principales síntomas de esta condición clínica, de predominio alérgico, son rinorrea, obstrucción nasal y tos seca desencadenada por ejercicio y, con mucha frecuencia asociada a infecciones virales respiratorias. Este proceso puede ser producido por diferentes estímulos químicos (medicamentos como el ácido acetilsalisílico, sustancias contaminantes ambientales, especialmente el humo del cigarrillo), físicos (frío y ejercicio) y bacteriológicos (especialmente los virus respiratorios y ácaros). La tos, seca al principio, se va convirtiendo en tos húmeda o productiva con la que se va expulsando la mucosidad que se ha generado como forma de proteger el bronquio.

Pues eso, que probablemente Z trajo algún virus a casa y que yo, poco cuidadoso con el frío y con las defensas algo mermadas tras la Bluetrail, compré gratuitamente. Rinorrea, lagrimeo, dolor de cabeza, tos seca, insomnio, febrícula y una mala hostia de campeonato. Jueves chungo, viernes peor, sabado chungo, domingo mejorando y así sucesivamente hasta este fin de semana en el que parece que estoy próximo a alcanzar mi estado basal.

Es verdad que casi siempre me cojo una "crisis" de estas al año pero gorda como esta hacía casi 2 que no. Normalmente el frío y el ejercicio no me desencadenan una chunga y por eso es que creo que aquí algún virus cabrón fue el culpable. Espero, por lo menos, que si el cabron corrió haya hecho buena marca.

He intentado mantener el tipo un poco con la bici de spinning y han caído 5-6 sesiones en estos días con algun día mas que interesante así como series de sentadillas que mantienen los muslos duros. Hoy salí a correr por primera vez en 12 días y de cara al KM VERTICAL de la K42, el control de daños se ha pasado satisfactoriamente con resultado: se puede acabar dignamente. Intentaré por tanto en estos días afinar un pelín y como no, disfrutar el sábado 6 de Chinamada y alrededores.




0 comentarios:

Publicar un comentario