TRANSVULCANIA MARATÓN, PENSAMIENTOS PREVIOS


Probablemente la Transvulcania sea uno de los primeros recuerdos que tengo del trail running. No del concepto de ultra, no, solo del trail running, porque por aquellas fechas yo pensaba que el trail, ya llevaba implícita la palabra ultra. Alguna vez había oído algo sobre Cruzatenerife pero no fue hasta Mayo del 2009 cuando vi un cartel de la Transvulcania en la autopista TF1 que no reparé en ella y, como he dicho, en el trailrunning. He vivido desde la distancia el nacimiento, la niñez, la adolescencia y la madurez de la carrera palmera. Este año estaré por allí por primera vez y espero recordarla como el mantenimiento en la edad adulta y no como la muerte. Me sorprendí en aquella época imaginándome corriendo la ultra. En 2010 fue la Cruza, en 2011 la Bluetrail y a pesar de que me apunte en 2012, no acabe la inscripción y me rescaté en la Mediamaraton que al final no corrí. Deseché la idea en 2013 por el nacimiento de Z y hace unos meses centré mi atención en los 42 km en detrimento de nuevo de la ultra en la que había confirmado mi participación en verano.

No fue una decisión fácil. Lo pensé y lo maduré. Sacrificio de sueño (en escasez desde hace años), horas de entreno y un cuerpo no tocado por la varita de la genética decantaron la balanza hacia el cambio, y una mala Bluetrail, marcada por pensamientos negativos continuos, termino por descompensarla. No me arrepiento de la decisión, es mas, me reafirmo todos los días intentando visualizar 44'3 kms de disfrute y no de sufrimiento y luchas mentales para mantenerme activo. Tal vez el arrepentimiento aparezca en el puerto de Tazacorte cuando vea que la meta de la ultra está a solo 6-7 kms pero ya habrá tiempo de comprobarlo.

Mi opinión ante "el caos" vivido hace algunas semanas con los cambios de ubicación de la recogida de los dorsales, el trazado del maratón, la aparición del KV y las luchas políticas que se han empeñado en disfrazar ya la vertí aquí. Tocaría ahora el típico discurso de "el camino hasta aquí ha sido lo mejor", "acabarla es solo la guinda del pastel", "es el ultimo entrenamiento", etc, pero siendo sincero de nuevo, no me conformo con eso porque YO QUIERO tener el premio de correr la maratón, y de correrla, a mi nivel, BIEN.

El cambio de trazado, a priori para muchos una gran putada, resta algo de "magia" al espectáculo por no vivir "el faro" y los volcanes pero pensando fríamente, eso hará que tengamos una carrera mas rápida, mas corrible, y mas montañera que al principio. No digo que sea mejor, ni peor, solo diferente, y a mi, me gusta más. Un "pero", claro, 10:30 a.m. me resulta algo tarde para iniciar algo que al grueso le llevará 6-8 horas.

Digamos que el punto de partida de esta maratón fue el TNT de Enero. 4 meses de entrenos, anarquicos y poco reglados, donde he buscado algo similar a lo hecho para la K42 Anaga Maratón de 2011 que tan buenos resultados me dió. Mucha bici estática, esta vez de Spinning, y casi ninguna salida corta a la montaña. Intenté tener cada 15-20 días una salida importante en kilómetros, en desnivel o ambos. Entre semana elimine los trotes cochineros a ritmos bajos y si bien no corrí rápido siempre que salí en asfalto lo hice con desnivel y dando un poquito más de mi que de costumbre. Tampoco participe en ninguna carrera y esporádicamente introduje salidas en bici de montaña buscando castigar un pelin los grupos musculares que corriendo no se mueven. Al inicio metí 3-4 sesiones semanales de 10-15 minutos de abdominales, flexiones y piernas en plan casero pero rápidamente cayeron en saco roto pues me aburren enormemente a pesar de la falta que me hace. Una lumbalgia al principio de Abril y una Semana Santa cargada de"garimbas y carne cochino" dieron al traste con la progresión pero como soy bastante optimista creo que tampoco perdí mucho y que tal vez estar concentrado esos días hubiera acabado por saturarme con las posibilidades de lesión que eso conlleva.

Y poco más. Objetivo claro de hacerlo bien, de correr la mayor parte del tiempo, de beber y comer en condiciones, de evitar la aparición de pensamientos negativos y, sobre todo, de acabar con ganas de apuntarme a la Bluetrail y mandarme los 60 kms de este año entre pecho y espalda sin rechistar. 

Pd. Sirva también este post para agradecer la compañía, el interés y el ánimo mutuo que mi compañero de aventura se ha marcado. Ojalá te salga la carrera que esperas primo.


3 comentarios:

  1. Vete a disfrutar y a darlo todo, te deseo lo mejor.
    Espero con ansias la crónica jeje.

    ResponderEliminar
  2. Gracias señor. Lo contaremos por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No había podido leerlo, un placer compartir estos ratitos contigo.

    ResponderEliminar