ATRAPADOS EN EL HIELO


Lo tenia olvidado a pesar de que lo veo todos los días en la estantería del pasillo y no fue hasta hace una semanas, oyendo Territorio Trail, cuando lo recorde. Y tras abrirlo, releer algunos párrafos y ver alguna fotografía no me pude contener y aquí estoy hablando del mismo.

He comentado por aquí algunos de los libros que últimamente he leído (casualmente todos con la misma temática running) y éste, alejado de ese tema, parece que no cuadra pero si te cuento que es una de las historias mas increíbles de superación humana, y lo extrapolas a las largas carreras de montañas, seguramente te llame la atención.

La historia digamos que comienza con un anuncio en el periódico que decía: "SE BUSCAN HOMBRES para viaje peligroso, sueldo bajo, frío extremo, meses de completa oscuridad y peligros constantes. Honor y reconocimiento en caso de éxito". El resto, lo dejo para ustedes.

El libro, escrito por Caroline Alexander, no es otra cosa que una magnifica reconstrucción de los hechos tras una no menos magnifica documentación sobre la idea de Shackleton de cruzar la Antártida en la primera decada de 1900 cuando nadie lo habia conseguido. Existen dos ediciones, una de bolsillo, rápida y concisa, y otra mas cuidada, en formato casi panorámico, con la reproducción de las fotos reales de la odisea y explicaciones al pie de cada una de ellas. Si quieres conocer la historia compra la edición de bolsillo. Si quieres disfrutar, sentir y vibrar con la historia, compra la otra.

Hay incluso un documental, apoyado en el libro y en las fotos, así como en los testimonios de los familiares (este de aquí abajo), otro mas corto en formato Imax, más centrado en la espectacularidad del terreno que en la superación en si, y también una expedición de Al Filo de Lo Imposible intentando recrear la ruta del viaje original.Y es que tras investigar un poco en este rato para escribir este post descubrí una película interpretada por Kenneth Branagh en el 2002.

Y elijas la opción que elijas para conocer la historia, disfrútala, y luego, compártela.



PD. Yo tuve la suerte de verlo en la mítica Sala Chimisay del Puerto de La Cruz. Que tiempos aquellos en los que se proyectaba este tipo de cine en una sala comercial. Ainssssss!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario