DESDE LA BARRERA


Nunca he sido de mucho deporte televisivo, lo reconozco. Empezó a interesarme el futbol estando en el instituto, y ahora, apenas veo la selección española y los partidos "importantes" del Madrid. Cuando Fernando Alonso empezó a ganar vi hasta dos campeonatos íntegros de F1 y ahora ni siquiera veo las salidas. Disfrute con las finales de Nadal y Federer, y en la de las semanas pasadas me deje medio dormir. Y para colmo de males, en uno de los partidos de la final de la ACB me entere que Rudy ya no jugaba en la NBA.

El running tal y como lo practicamos y tal y como lo conocemos no ha llegado ni llegará a los medios de comunicación convencionales y, exceptuando las pruebas de atletismo y alguna maratón, nunca será plato principal de una sección de deportes. No hablemos ya de trailrunning, pues al margen de cuñas de relleno con textos como "Transvolcanica, donde los corredores van con lamparas como las de los mineros" (verídico, Sergio Sauca en La 1), y los pequeños resúmenes de televisiones locales o canales de youtube, no se ha oído, no se oye y no se oirá (por ahora). Parece que los medios escritos van cogiendo carrerilla e incluso hay algún periódico local que semanalmente cuelga noticias destacadas de este mundillo pero llegando, creo, solo a los que pertenecemos al mismo y ni de coña a la población general. Desconozco la radio, nunca me gusto excepto para oír los desplazamientos del Tete en los años 90 o para seguir semana a semana el puesto que La Unión tenia en la lista de Los 40 los sábados en la mañana. Con la llegada de las radios online, la cosa cambia, y la distribución a través de sus podcast ha ayudado hasta el punto de haber quien incluso se ha animado a hacer un programa especifico de trail.

Las redes sociales y el desarrollo de las comunicaciones inalambricas han cambiado el panorama y puedes disfrutar, como muchos hemos hecho, en directo, de los avances de nuestros colegas y también de los PRO, en Transgrancanaria, Transvulcania y demás. E incluso hay quien se ha atrevido a hacer un seguimiento casi instantaneo de un evento tan conocido como la UTMB. 

Y que hay del publico en directo si quitamos a los familiares en meta y salida o a los vecinos de las poblaciones de paso? Pues poca cosa también exceptuando grandes pruebas ya consolidadas que dan ocio y animación a los espectadores mientras esperan.

Y a que viene todo esto, pues fácil, a los 8 KM OROTAVA. Estaba inscrito y tenia ganas de participar, pero un evento familiar importante ese mismo día hizo que no me preocupara de la comida y la bebida y no corrí ni para calzarme las zapatillas ni para recoger el dorsal pero si para plantarme en la salida y disfrutar del ambiente y de la cuenta atrás. Corrí en dirección contraria para ver la cabeza de carrera dar los primeros giros y encarar la primera subida. Acorté el circuito para ver al grueso descansar antes de la segunda subida y me acerqué a la ultima curva para disfrutar de la llegada de los que ocuparían los podiums. No tuve el subidon de correrla por tercer año consecutivo pero tuve el subidon de verla y disfrutarla de otra forma, desde la barrera. ¿Les habra pasado lo mismo a todos los que por allí con vaqueros estaban? Creo que si, porque la frase más socorrida era esa de: EL AÑO QUE VIENE ME APUNTO. Y es que el running, a veces, puede ser PURO ESPECTACULO.

3 comentarios:

  1. Se te echó de menos... y gracias por los ánimos ;-)

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo mi "casa" no podia sino estar alli y animar a to'cristo!! Jejeje. Que tal te fue??

      Eliminar
    2. Bien. Con respecto al año pasado, rebajé mi tiempo en algo más de dos minutos, pero las sensaciones fueron mucho peores (Acabé en 38:34). Iba demasiado "a tope" y en la última subida lo pagué.

      Salud!

      Eliminar