LEYENDO "SUDANDO TINTA"


No recuerdo bien en que momento oí hablar del libro en cuestión pero si es cierto que desde que supe que tenia que ver con deporte, que había sido escrito por un deportista y que encima era de un escritor canario, tendría que leerlo. Pasaron un par de semanas hasta que empezaron a llegar a mi "esfera virtual" comentarios sobre sus bondades y su contenido, y entonces me hice con un ejemplar, previo pedido en mi librería de confianza (ahora ya se muestra en sus expositores), y me dispuse a darle "matarile".

Sorpresa la mía al descubrir un libro de estas características (relatos cortos), único en mi pobre curriculum lector,  y con una portada, cuanto menos, sugerente. Treinta y tantos relatos cortos, algunos de una sola pagina, otros de varias pero todos, absolutamente todos, centrados en el deporte. Al principio me dispuse a leerlo del tirón pero a medida que cayeron los relatos, desconozco si ordenados de esa manera por alguna razón, mi interés empezó a caer también. Al inicio parece como si la mayoría tuviera que ver con el "deporte rey", y a pesar de que me gusta el mismo siempre tiendo a rechazar la mayor parte de aquello que tiene que ver obsesivamente con el, y por tanto, a los pocos relatos, dejé de leerlo.

Libro a la mesilla de noche. Libro a la mochila de mano. Libro al bolso de viaje. Libro al baño en "épocas de estreñimiento" o tranquilidad, y así, de esa manera, desordenadamente han ido cayendo los relatos, uno tras otro, permitiendome desechar la primera impresión del fútbol omnipresente y pudiendo saborear todos y cada uno de los relatos disfrutando y descubriendo aquello que los une a todos, la OBSESIÓN POR EL DEPORTE, por la vida sana, por el material, por el entrenamiento, por las marcas, y en definitiva, la de un estilo de vida que muchos seguimos.

Quedan en mi memoria algunos relatos realmente buenos como aquel del coleccionista de todo tipo de artículos deportivos en su propia casa cual "diogenes", la del corredor que siendo sometido a una artroscopia descubre como no podrá bajar su marca de media maratón o la de aquel veterano que, influido por la crisis y habiendo tenido que recoger en su casa de nuevo a sus hijos, tuvo que dejar sus "secretos" modos de entrenamiento.

Comprenlo, léanlo y disfrutenlo.



0 comentarios:

Publicar un comentario