DE LIBROS Y OLIMPIADAS



Bolt, Rudisha, Mo Farah .... Todo el mundo los conoce y mas ahora que nos encontramos en plena resaca olímpica. Televisión, radio, facebook, twitter, diarios digitales, etc se han encargado de torpedearnos con vídeos, comentarios y fotografías sobre las proezas de estas maquinas humanas.

Hace tiempo, digamos 60 años, cuando había que esperar al periódico del día siguiente para conocer las noticias del día anterior, hubo otra maquina, EMIL ZÁTOPEK, "la locomotora humana". Probablemente muchos hayan oído hablar de él, y otros, como yo, no sabíamos nada. Por suerte, y gracias a un comentario en este post, descubrí CORRER, un libro delicioso, rápido, corto, intenso, como un 1500, que cuenta la vida y obra de este tremendo corredor.

Hacia tiempo que descansaba en mi mesilla pero no fue hasta ahora, en el mes olímpico, cuando pude leerlo. Escrito por Jean Echenoz, se plantea no como una biografía sino como una descripción del momento político y social que se vivió en el territorio checo tras la segunda guerra mundial y como su gente se ilusiono al ver a este extraño corredor ganar todas las carreras en las que participaba, como iba coleccionando récords mundiales y como ganaba en la misma cita olímpica, la de 1952, las medallas de oro en el 5000, en el 10000 y en el Maratón.

Dejo para el lector la fantástica descripción de su forma inusual de correr, "parecía como si todo su cuerpo se contorsionara", su particular método de entrenamiento, “correr mas distancia mas rápido”, y su agridulce ocaso trabajando de barrendero como castigo por sus ideas políticas.

Pd. Murió el 22 de Noviembre de 2000, justo cuando yo celebraba mi 23 cumpleaños.



0 comentarios:

Publicar un comentario