VULCAN RACE 2011 ... o ... INTENTANDO SER DISCIPLINADO


No cabe duda que la K42 Canarias del próximo 11 de Diciembre es el objetivo de muchos de nosotros. Creo que el hecho de que forme parte de un circuito reconocido mundialmente y que sea en nuestra querida Anaga son dos cosillas que atraen mucho. Lo que cada uno quiera conseguir en la carrera ya es diferente. Probablemente algunos querrán top ten, otros bajar de las 5 horas y otros, entre los que me incluyo, simplemente acabar. Está claro que este último objetivo es de los más sencillos y si uno tiene algo “de cabeza” y algo de experiencia no tiene porque no ser. Personalmente he añadido otro objetivo. No es ni tiempo, ni posición. Es, simplemente, subsanar los pequeños errores que cometí en la Bluetrail. Errores de alimentación, de hidratación y por supuesto de planificación. Y no es poco, como dirán algunos.


Siempre me he quejado del poco tiempo que tengo para entrenar. Mis turnos rotatorios, sumados a los de mi mujer, y multiplicados por la crianza natural de nuestra hija hacen que el rompecabezas sea de extrema dificultad y eso, por supuesto, se nota. Si es verdad que me he propuesto 3 premisas fundamentales para lograr el objetivo planteado y por ahora he cumplido, digamos, en un 85 %. Tres sesiones semanales: Una sesión aeróbica  con bicicleta estática, acondicionamiento físico y estiramientos, una sesión de calidad en tierra/monte (series, cuestas, cambios de ritmo) y una sesión de montaña con aumento gradual de kilometraje. Supongo que le estoy pegando una buena patada a todo lo relacionado con “la teoría y practica del entrenamiento para trailrunning” pero ….

Pasado ya un mes desde que empezé quería ver que tal me iba, y aprovechando la Vulcan Race del pasado domingo me tiré al monte, como todos decimos, “tomándomelo como un entrenamiento”. Entrenamiento que a la postre sirvió para conocer uno de los más bellos parajes por los que he corrido en Tenerife. El siempre majestuoso pinar, los restos de la colada del Chinyero, las magníficas vistas del norte tinerfeño y la vertiginosa bajada a Garachico con el Roque siempre presente hicieron que el recorrido fuera, simplemente, ESPECTACULAR. 

La interminable subida,  contenida y controlada, caminando, corriendo en los llaneos, y vigilando las pulsaciones me hizo definitivamente encontrar mi limite y no se bueno o malo, lo encontré en 160 ppm. Ya en el falso llano de Arenas Negras intente correr pero más era un rápido caminar que un trote ligero y eso, desmoraliza un poco. La bajada, ya recuperado del esfuerzo de la subida, la hago rápido hasta La Montañeta y desde allí, de nuevo, la cosa se complica. El terreno no ayuda y si bien intento acelerar, la inestabilidad del camino no me permite correr. Tal vez miedo a una caída, no lo sé (me lo miraré). Acelero un poco en el asfalto y me lanzo de nuevo en la bajada pero tras varios intentos de esguince decido frenar un poco e intentar llegar en buenas condiciones. Meta en 3 h 05 min. Puesto 180 de 219. Del montón, como siempre, pero muy contento.










Hoy miércoles me veo bien y hago valoraciones positivas.  Me hidraté mejor que otras veces y bebí en todos los avituallamientos. No sentí sed al llegar a meta y si bien durante la tarde bebí bastante agua no noté ese cierto dolor de cabeza que antes tenía al acabar las carreras. Comí igualmente cuando tocó, sobre todo fruta y orejones, y eso me cae mejor que las barritas y los geles.  No dormí del todo bien la noche del Domingo pero no me sentí muy cansado lunes y martes. Tal vez un poco de sobrecarga en los muslos y tobillos pero con muchas ganas de retomar las rutinas y volver a correr. 

Sin duda todas las sensaciones han sido buenas. Que tengan o no relación con una cierta disciplina (algo anárquica) a la hora de entrenar no lo sé pero que existiera claramente alguna me anima a seguir en esa senda que me he marcado. El 30 de Octubre tendré otra oportunidad de comprobarlo en la CASTÁÑATE LAS PATAS y en la semana siguiente de nuevo haré valoraciones. Mientras, hoy, 45-50 minutos estática + abdominales + sentadillas y probablemente el viernes o sábado, cuestas largas en el Camino de La Orilla en Aguamansa.

5 comentarios:

  1. Bueno, tal y como planteas los entrenamientos, con las dificultades de los horarios y criando una hija, es para estar contento por el mero hecho de poder presentarte a una carrera de montaña y acabarla en condiciones. Supongo que con el tiempo se irán mejorando sensaciones y entrenamientos, lo que a la postre significará un mejor puesto en la clasificación final.
    Mucho ánimo en la próxima carrera, esa de nombre tan "poco serio".
    8^)

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. De nuevo Gustavo, muchisimas gracias. Lo que intento de una manera u otra es mantener cierta forma fisica que me permita moverme durante 42 km sin que las voces de mi subconciente me tienten a abandonar. Lo que pretendo con la sesión de calidad es afrontar los pequeños repechos y subidas que de vez en cuando aparecen en terrenos propicios para correr de la manera más eficiente posible y no caminar y con las sesiones en montaña de kilometraje pues basicamente acpstumbrar al cuerpo al medio asemejando cuanto mas pueda la situación del entrenamiento a la situación en carrera por horario, alimentación, mochila, etc. Espero sirva de algo.

    ResponderEliminar
  3. Lo estas haciendo genial...

    ResponderEliminar
  4. Muy bien Roberto, ya sabes que en este deporte se mejora muy poco a poco. Yo también soy de entrenar 3 días a la semana (cuando se puede), como mucho 4, pero el paso de los meses y de los años se va notando por sí solo, sin que tengas que hacer nada especial. Respecto a la alimentación, creo que el "truco" para las largas únicamente consiste en comer y beber con regularidad durante toda la carrera, y sobre todo encontrar la comida (y la bebida) que te sienta bien al estómago. Para esto, lo mejor es probar, probar y probar, y eso sólo lo puedes hacer tú.
    Saludos,
    Javi

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Javi. Vamos a ver como llego a la salida de la ANAGA y luego a la llegada, jejeje! Saludos.

    Minimoid, que nombre más curiosito. Me gustaaaaa!!!

    ResponderEliminar