LA PASIÓN DE CORRER ... O... HISTORIAS COMO LA TUYA, LA MIA, LA DEL OTRO


Fue el titulo, LA PASIÓN DE CORRER, lo que llamó poderosamente mi atención cuando paseaba mi mirada por la estantería de deportes de la librería a la que suelo acudir cuando estoy algo aburrido. No soy muy lector pero reconozco que de vez en cuando me meto atracones de libros que tengan que ver con lo que estoy haciendo en el momento, y ahora, en pleno proceso de convertirme en un runner (del montón) no iba a ser menos. Murakami, Ajram, Karnazes y ahora, un periodista, Francisco Medina. Podía parecer al principio que un libro periodístico sobre “correr” se alejaría del corredor popular y que ahondaría en los profesionales, el éxito, los tipos de entrenamiento, etc, pero una vez en mis manos, y analizada la foto de portada, sientes que no será así. Un corredor anónimo, sin patrocinio, sin dorsal, con unas zapatillas algo gastadas …. Si podría ser yo mismo, me dije!! Así que sin pensarlo demasiado compre el texto y en un par de semanas ya estaba leído.

Cada una de las historias conforma un capitulo diferente, y entre todos, solo un nexo de unión, “la pasión de correr”. Historias independientes que no necesariamente hay que leerlas en el orden establecido. Historias sobre el “sentimiento interno que hay en el hecho de correr” y no sobre el cómo o el dónde. Las hay de deportistas profesionales, de políticos, de famosos y por supuesto de corredores populares y anónimos, las más interesantes desde mi humilde punto de vista. Y entre todas ellas destacan tres. La de un preso que forma parte del programa deportivo “Correr te hace libre” apadrinado por Martín Fitz, la de un corredor que en plena preparación de una prueba de 100 km fue herido en los atentados del 11 M y la que reproduce la conversación entre un corredor que ha participado en todas y cada una de las maratones de Madrid y un corredor que habiendo corrido solo una llegó el ultimo debido a una lesión a escasos 500 metros de la meta.

De lectura amable y rápida, es un libro ideal para un viaje, para la noche o incluso para la playa ahora que estamos en verano. Recomendado 100 %. LA PASIÓN DE CORRER, esa, la que sentimos todos, la que nos hace levantarnos por la mañana y salir un rato antes de trabajar, la que nos hace aprovechar la hora de la comida para trotar, la que nos impulsa a tomar parte de la carrera popular del pueblo, en definitiva, la que nos hace sentirnos vivos. ¿Quién dice que “nuestra pasión” no podría ser una nueva historia para el libro?

2 comentarios:

  1. Yo tengo un amigo con el nombre y el apellido del autor del libro y además vive en TF, pero me parece que de correr, nada de nada, jajaja

    ResponderEliminar